Mi relato de la situación

Mi relato de la situación

Relato personal de Pepin Fernández

Desde antes de 2014 un grupo de personas agrupadas en torno a Juan López de Uralde se
organizaron y coordinaron para controlar el partido. Con una gran desconfianza hacia quienes
venían de los diferentes partidos verdes, pero también hacia las personas que demostraban
ser críticas, ya que era interpretado como un ataque conspiranoico contra el “líder”. Este
grupo de personas buscó una alianza con otro pequeño grupo de personas de Valencia que
han controlado el partido en esa comunidad, después de una sucesión de crisis y conflictos con
el abandono de la mayoría de las personas que iniciaron el proyecto en Valencia y finalmente
con la expulsión irregular de varias compañeras, una expulsión que se está dirimiendo en los
tribunales.

Durante el año 2016 hubo duros enfrentamientos en torno a intento de cobro irregular de
Juvenal García y a las expulsiones de Valencia, López de Uralde y las personas que lo
defienden, apoyaron de forma sistemática el bloqueo del trabajo de la Comisión de Respeto y
transparencia.

Con una situación ya de conflicto y enfrentamientos personales, se llegó a la asamblea de
noviembre de 2016, donde se realizaron todas las maniobras posibles para que los estatutos
no fueran aprobados. Aun así se consiguió que salieran adelante, pero con un precio muy
elevado. Ana Gallardo y Aitor Urresti se fueron del partido por el acoso al que fueron
sometidos. Así mismo se permitió votar a personas IV Mallorca que de forma falsa se
presentaban como EQUO Baleares y que no estaban al corriente de sus cuotas.

La razón de la oposición del grupo de Uralde a estos estatutos es que trata de regular la
gestión opaca de la fundación, exige que se registre el nombre del partido como propiedad del
partido y no suya y además permite la expansión de EQUO en el exterior, una zona que no van
a poder controlar con sus tácticas habituales.


«con un precio muy elevado. Ana Gallardo y Aitor Urresti se fueron del partido»


Desde ese momento han intentado por todos los medios paralizarlos. En la MF de junio
propusieron una asamblea “paripé” para septiembre como la realizada en 2012 para crear un
acta que permitiera su registro en el ministerio. Eso suponía un retraso de 3 meses, aún así fue
aceptado en aras del consenso. La secretaría de MF ha preparado esa asamblea “paripé” y
ahora no les vale porque dicen que es un paripé, las mismas personas que lo propusieron.

Es la búsqueda de la paralización al precio que sea. Y también la búsqueda del desprestigio de
estos estatutos. Para ello han convocado a “expertos”.

Primero convocaron a unos falsos catedráticos, con perfil ultraderechista, para decir que
estaban bien, pero eran mejorables, negándose en todo momento a proporcionar el
curriculum de estos falsos catedráticos a la MF
Después convocaron un jurista de prestigio que EQUO Asturias había recomendado en Mesa
Federal. Pero lo hicieron solo en un tema muy concreto proporcionando una información
acotada y sin que se supiera nada hasta que se presentó el informe final. La pregunta obligada
es ¿Cuántos informes se solicitaron hasta encontrar uno que dijera lo que querían oír?

Con esta situación es imposible avanzar. Por eso un grupo de personas estamos lanzando un
movimiento de nombre reverdecer. Hay personas que estuvieron a favor de la coalición con
Podemos y gente que estuvo en contra. Personas que apoyaron a 2.0 y personas que confrontaron con 2.0. Personas que están trabajando en cargos públicos dentro de confluencias y personas que están en territorios que no tienen ninguna representación, personas carnívoras y personas veganas. Las personas de reverdecer lo que tenemos en común es:

  • Queremos un proyecto político que defienda la ecología política en todos los ámbitos
    de forma autónoma.
  • Consideramos que la ecología no es una pata de otra cosa, sino algo transversal y con
    un discurso completo más allá de la clásica reivindicación de grupo ecologista.
  • Creemos que no es posible aportar a la sociedad sino se es coherente en la aplicación
    de la democracia y la ética en las cuestiones internas.
  • No creemos en proyectos ligados a personas sino a ideas.

 

 

Deja un comentario