Ante la próxima Mesa Federal, al menos lo intentamos

De acuerdo con nuestro compromiso con la trasparencia trasmitimos el diálogo que ha habido desde Reverdecer ante la reunión de la Mesa Federal del próximo 19 de mayo.

Un grupo de 9 personas de 9 territorios distintos (7 hombres y 2 mujeres), constituimos hace un mes un grupo de trabajo para la preparación de un encuentro con talleres el último fin de semana de junio.

Las personas que lo constituimos no fuimos elegidas y no ostentamos ninguna representación real. No hicimos pública la constitución de ese grupo dado que no se iba a tomar decisiones que afectaran a ningún colectivo.

El pasado 2 de mayo se dirigió una persona al grupo a través de uno de sus componentes, para comunicar que existía la posibilidad de una intermediación entre el movimiento Reverdecer y una persona de una pasada candidatura conocida como EQUO en Acción (QeA) que permanece en la comisión Ejecutiva Federal.

Después de un intenso debate dentro del grupo se trasladó la siguiente información a la persona intermediaria:

El diálogo no puede ser bilateral, sino que debe llevarse a la creación de grupos de trabajo sobre los temas concretos (tipo grupo sobre presupuestos, tipo grupo que se va a crear sobre IV Mallorca)

Los temas sobre los que debe debatirse son (podrían incluirse más):

o    Protocolo asociación IV Mallorca e impulsar asociación con Verdes de Europa

o    Elecciones europeas y en general negociaciones con otras fuerzas políticas, no puede encargarse solo una persona independientemente de quién sea.

o    Estatutos. No se trata de crear “unos estatutos”, sino de plantear en la asamblea la aprobación del texto actual con las eventuales mejoras que se acuerden de manera unánime.

o    Censo

Para poder realizar la asamblea con garantías, es básico tener una mesa de la asamblea que sea operativa y ecuánime. Por ello consideramos que debe elegirse de la forma más consensuada posible una mesa de la asamblea que cumpla los siguientes requisitos:

o    Personas que conozcan el partido y su situación actual.

o    Personas con experiencia y con resiliencia para soportar las tensiones que se podrían producir.

o    Personas no sectarias y que no provocan rechazo, independientemente que se hayan alineado con Reverdecer, con QeA o no alineado.

o    Con capacidad de trabajar en equipo.

o    Con cierto equilibrio territorial

o    Teniendo en cuenta el 50+ (es decir al menos dos mujeres de 4 puestos y posibilidad de tener más)

También se considera muy necesario que en la Mesa de AF puedan estar personas voluntarias (a propuesta de los territorios y redes) que no estén presentes en la MF del 19 de mayo (es decir: no obligación de elegir lxs miembros de la Mesa de AF entre la gente de la MF)

Se entiende que las propuestas o acuerdos a los que se lleguen no son vinculantes para las asambleas territoriales y las redes que son quienes tienen la verdadera soberanía en mesa federal.

Mantener, antes de la mesa federal, contactos de intermediación con QeA para ver cómo poder llevar a cabo estos acuerdos y su disponibilidad. Para ello se usará la intermediación de una persona ajena a Reverdecer.

Este acuerdo se trasladó a la persona intermediaria el 4 de mayo.

Así mismo se fijó el miércoles 17 de mayo a las 23:59 como límite para poder tener una composición consensuada de Mesa de Asamblea Federal, de tal manera que los territorios y redes tuvieran por lo menos 2 días para trasladar la eventual propuesta de acuerdo a sus bases y posicionarse democráticamente.

Entre el 4 de mayo y el 8 de mayo se realizó una labor de sondeo de candidatxs y se hizo lo necesario para asegurar que en cada puesto (secretaría mujer, secretaría hombre, presidencia mujer, presidencia hombre) había por lo menos una persona con un perfil neutro, y así nos consta se transmitió a una persona de la CEF que contestó que iban a buscar 4 candidatxs.

El 9 de mayo cerró el plazo para presentar candidaturas, y 3 días más tarde, el 12 de mayo, se mandó finalmente la lista de candidaturas.

Sin haber insistido para avanzar, no volvimos a tener noticias del diálogo entablado hasta el lunes 14 de mayo, día cuando se reunieron la persona intermediaria y la persona por parte de QeA, y cuyo diálogo llevó a formular dos propuestas de trabajo en base a las candidaturas recibidas: una asumible y equilibrada en nuestra opinión, y otra que contemplaba la inclusión de una persona muy polarizada en el conflicto. En base al compromiso de intentar configurar una mesa consensuada y apaciguada, comunicamos que la primera propuesta era una buena opción y que la segunda iba a provocar demasiada crispación.

Entre el lunes 14 y el miércoles 16 de mayo, a pesar de insistir, otra vez, en la necesidad de acordar una propuesta lo antes posibles para que territorios y redes pudieran posicionarse, tuvimos noticias muy irregulares e inconcretas de la persona de QeA. Finalmente, el propio miércoles por la tarde, tuvimos una última oferta de consenso por parte de la persona de la CEF QeA, en la cual se proponía una versión empeorada de la segunda de las dos propuestas iniciales, con un perfil muy polarizado y otro no percibido como neutro.

No entendimos ese cambio, sobre todo cuando veíamos bien una de las propuestas iniciales y había materia para proponer a los territorios y redes una mesa consensuada. En esa tesitura consideramos que nuestra labor de diálogo no estaba siendo útil.

A poco tiempo de terminar el plazo, se preguntó a la persona de QeA si era su última propuesta, y ésta confirmó que sí, que esa era la única propuesta. El plazo terminó y no hubo consenso.

Consideramos que la asamblea federal es la última oportunidad de salvar a EQUO de su marasmo y de su sangría de personas afiliadas. Por eso creemos que el sábado 19 la Mesa Federal debe elegir a cuatro personas deseosas de trabajar en pos del bien común y no de una bandería sea esta cual fuere.

Sabemos que hay personas que no están de acuerdo con lo que hemos hecho. Se nos presentó la oportunidad, sin que la hubiéramos buscado ni pretendido, y tuvimos que elegir. Decidimos intentarlo, considerando que buscar el consenso, tal y como lo describen nuestros Estatutos, era una fórmula válida, y no fue posible.

Es ahora la Mesa Federal y en octubre la Asamblea Federal quien debe tratar de arreglar todo lo que está roto, por el bien común de una sociedad que nos necesita.

Deja un comentario